Paso Jama

“Un paso que da la posibilidad de apreciar la magnitud de la Cordillera de los Andes sin dejar el pavimento. Pasando desde la pre-puna a la puna para llegar a los altos Andes y desde allí finalmente bajar ni mas ni menos que al mítico y enigmático Desierto de Atacama”

Jama es uno de los pasos mas utilizados de los 43 que existen entre Argentina y Chile y es sin lugar a dudas el mas transitado de toda la zona norte cordillerana. Esto se debe en gran medida a que es el único Paso Fronterizo después de Los Libertadores y hacia el norte que cuenta con un camino totalmente pavimentado, además Jama posee la menor taza de cortes por mal clima de todos los pasos existentes y es parte del Corredor Bioceánico del NOA que permite una conexión directa e ininterrumpida entre el océano Atlántico y el océano Pacífico.

El complejo fronterizo se encuentra ubicado a los 4200 msnm y se llega a el desde Argentina transitando la ruta nacional 52 que comienza en el pintoresco poblado de Purmamarca en plena Quebrada de Humahuaca. Desde allí y tras superar la impactante Cuesta del Lipan el camino nos deposita en la puerta de entrada a la Región de La Puna. Con un trazado que en su mayoría se orienta en dirección este-oeste el camino atraviesa diversas topografías entre las que se destacan algunos de los salares más grandes de la región que a menudo se ven interrumpidos por estibaciones subandinas de marcada orientación Norte-Sur.
Una vez atravesado el Límite fronterizo y ya en al república de Chile la ruta cambia su nombre a Nacional 27, pero sigue manteniendo un paisaje de iguales características, con la diferencia que en este trayecto predomina una altura promedio superior a los 4400 msnm, que al llegar a la zona del volcán Licancabur comienza a descender de forma constante hasta llegar al mítico poblado de San Pedro de Atacama ubicado en pleno Desierto de Atacama.

Para los ciclistas es un paso que cuenta con las ventajas y las desventajas que significa un tráfico de vehículos prácticamente constante, en donde uno de los mayores obstáculos a sortear desde el primer momento va a ser la exposición a las grandes alturas y los fuertes vientos que generalmente ella trae aparejados, sobre todo en el tramo desde el limite fronterizo hasta el volcán Licancabur donde los vientos laterales por momentos suelen ser extremos. Sin embargo, este es un paso que con algo de paciencia en el periodo de aclimatación a la altura y a la hora de sortear los vientos, puede ofrecernos algunos de los paisajes más hermosos de Los Andes y un gran acercamiento a la cultura de los pueblos Andinos.

 


Dificultad 60%

La ruta se encuentra totalmente pavimentada y en excelente estado de conservación con lo cual es 100% pedaleable, también es bueno saber que en caso de emergencia circulan por allí muchas personas, pero eso hace que también se deba estar más atento al tránsito vehicular. El trazado cuenta con algunos puertos de altura de consideración, pero que con buena aclimatación, un poco de paciencia y algún que otro zigzagueo pueden ser superados fácilmente. La mayor dificultad quizás se encuentre relacionada a la climatología ya que en su mayoría la ruta transita grandes planos de altura donde los vientos suelen ser extremadamente fuertes y en verano, generalmente después de las 14 hs suelen formarse algunas tormentas de consideración


 

.

.

.

 

MAPA 1: GRÁFICO DEL RECORRIDO

En el Mapa 1 encontrarán graficado el total del recorrido con las distancias entre los puntos de mayor importancia, referencia de alturas, puntos de agua, casas, poblados y posibles refugios en las zonas más aisladas. Lo compartimos con la idea de que puedan imprimirlo y utilizarlo como apoyo o referencia de ser necesario durante su viaje.

Mapa 2: INTERACTIVO

En el Mapa 2 tendrán la posibilidad de interactuar sobre el recorrido para investigar y obtener información de desniveles, alturas y distancias en los puntos que quieran.

.

Llamamos descripción del recorrido al desglose de la ruta según nuestra experiencia, por kilómetros, alturas y puntos relevantes, con breves explicaciones del camino que pueden ser de ayuda al transitarlo.

Acá volcamos las anotaciones que vamos haciendo día tras día en la libretita negra, cuando ya armamos la carpa, cocinamos y estamos a punto de dormir. Donde vas a poder leer las sensaciones de cada jornada, en crudo tal como lo anotamos en el momento. En la libretita negra…

La ruta 52 comienza en el pintoresco pueblo de Purmamarca (2324 msnm), el mismo se encuentra rodeado de bellos cerros de diferentes colores entre los que se destaca el cerro de 7 colores que se puede apreciar muy fácilmente desde el centro mismo del pueblo. Allí mismo llegan cada día cientos de turistas con lo cual el lugar cuenta con todos los servicios necesarios.

Día 1: 

  • Hicimos apenas 12 kilómetros, finalmente salimos muy tarde de Purmamarca con lo cual pedaleamos solo unas tres horas hasta la escuela de Puerta del Lipán donde nos dejaron armar la carpa. Si bien este tramo acumula 500 mts de desnivel, la subida es continua y se siente muy poco, pero desde este punto se puede ver claramente como el camino asciende hacia el Abra de Potrerillos. Distancia total: 12 kilómetros Desnivel + del día: 500 mts

Día 2:

  • Nuevamente salimos a pedalear algo tarde debido a que nos quedamos hablando con los pobladores de Puerta del Lipan. La falta de aclimatación se hizo sentir desde un primer momento, mas que nada en Sol que no se terminaba de sentir del todo bien. Avanzamos lento, dos o tres curvas y teníamos que parar a que Sol recuperara el aliento. Hacia un poco de calor, el sol estaba duro y las subida se hacía sentir. Tardamos unas 6 hs para hacer poco mas de 14 kilómetros. Como a las 17 hs decidimos parar para ver si descansando un poco e hidratando bien Sol lograba sentirse mejor para el siguiente día. Acampamos en una pirca a unos 150mts de la ruta, un poco mas arriba encontramos agua en un sector verde dentro de un campo. Distancia total: 13.5 kilómetros Desnivel + del día: 700 mts

Día 3:

  • Por suerte Sol amaneció sintiéndose mejor y pudimos mejorar un poco el ritmo, ya no era necesario parar tan seguido. Cerca del mediodía comenzó a formarse una tormenta importante detrás de los cerros y a medida que subíamos se podía sentir con más claridad la fuerza de la tormenta. Cuando estábamos llegando al Abra comenzó a granizar un poco, pero por suerte pasó rápido y nos dio tiempo a llegar, sacarnos unas fotos y comenzar con la bajada. Hasta ahí habíamos pedaleado unos 11 kilómetros en unas 5 horas. Desde el Abra bajamos rápidamente y cerca de las 17 hs llegamos a la entrada al pueblo de Saladillo. Como estábamos algo escasos de agua y la tormenta se venía acercando nuevamente decidimos entrar al poblado ubicado a unos 200 mts desde la ruta 52. Nos recibió Esteban y nos dejó dormir dentro de un salón del pueblo. Distancia total: 29 kilómetros Desnivel + del día: 520 mts

Día 4:

  • Desayunamos con Esteban y charlamos hasta el mediodía, por lo tanto llegamos a las Salinas Grandes con un sol muy fuerte. Había mucha gente así que hicimos unas fotos rápidas y seguimos viaje. Por la tarde nos toco algo de viento de frente, pero se podía pedalear bien. Como a las 18hs llegamos al paraje de Mal Paso donde había agua de una vertiente y una casa en construcción junto a la ruta. Desde aquí se veía claramente como el camino se encajonaba en una quebrada así que teniendo en cuenta que era la noche de fin de año decidimos darle la bienvenida al año 2016 en ese lugar. Distancia total: 62 kilómetros Desnivel + del día: 350 mts

Día 5: 

  • Amanecimos temprano y a las 9 am ya estábamos camino a Susques. Los primeros 10 kilómetros efectivamente eran en una quebrada que subía considerablemente (unos 300 mts de desnivel) y luego el camino continuo ondulado y con algo de viento lateral hasta llegar a Susques. Llegamos a las 12 del mediodía y como era 1ro de año y el pueblo estaba de fiesta decidimos pasar el día en un hospedaje y conocer un poco el pueblo. Una buena ducha, algunas empanadas y reponer algo de comida ya que al momento nuestro avance hacia Jama estaba siendo muchísimo mas lento de lo que habíamos planeado. Distancia total: 25 kilómetros Desnivel + del día: 550 mts

Día 6: 

  • Si bien teníamos la idea de hacer el esfuerzo y llegar ese mismo día a Jama, la jornada de pedaleo tuvo una sorpresa ya que a tan solo unos 15 kilómetros de Susques una familia nos invito a compartir con ellos una señalada de animales y teniendo en cuenta la oportunidad que se nos estaba presentando no dudamos ni un segundo en compartir con ellos casi toda la tarde. Después de compartir la ceremonia donde había más de 30 personas, mucha comida y algo de alcohol, tomamos la decisión de avanzar un poco más con la idea de atravesar ese mismo día el Salar de Olaroz, pero no caímos en la cuenta de que ya era algo tarde y eso en la puna  siempre es un factor condicionante ya que como tantas otras veces suelen formarse tormentas estivales muy fuertes y esta no fue la excepción a la regla. Como a las 18 hs y cuando estábamos muy cerca del salar comenzó a formarse una fuerte tormenta eléctrica que imponía respeto y más si nos agarraba atravesando un gran salar, por lo tanto empezamos a buscar con algo de urgencia un lugar donde refugiarnos y dimos con que un camino que se desprendía de la ruta llevaba a una minera que se ubicaba a unos 300 mts de distancia. Allí nos recibió Mariano quien nos dijo que había sido una excelente idea no seguir ya que la tormenta efectivamente se encontraba sobre el salar y eso implicaba un riesgo muy grande para alguien que estuviera expuesto a ella en medio de aquel lugar. Armamos la carpa dentro de un gran galpón y cenamos temprano antes que caiga la noche. Distancia total: 33 kilómetros Desnivel + del día: 740 mts

Día 7: 

  • Iniciamos el día a las 8 am y con el objetivo de llegar a Jama sea como sea, la sensación era de que veníamos muy lento y era hora de comenzar a avanzar si queríamos sumar los cruces de cordillera que nos habíamos propuesto. Atravesamos el salar de Olaroz rápidamente y unos kilómetros después nos encontramos con unas casas junto a la ruta (paraje Archibarca) pedimos agua y nos explicaron que desde allí también se desprendía un camino que llevaba hacia Catua, un pueblo por el que se pasa cuando se hace el Paso Sico. Aprovechando era temprano y no había viento, que es algo común en esa zona, apretamos el ritmo y pudimos avanzar rápido hacia Jama. Poco antes de llegar, se levantó muchísimo viento, lo que nos hizo tener que caminar los últimos 2 kilómetros hasta la estación de servicio que se encuentra a pocos metros del puesto fronterizo. Teniendo en cuenta la hora fuimos a buscar un lugar donde pasar la noche y tras recorrer un poco el poblado llegamos a una casa de familia que nos alquiló una pequeña habitación. Distancia total: 85 kilómetros Desnivel + del día: 500 mts

Día 8:

  • La tarde anterior nos habían sugerido que fuéramos al puesto de frontera muy temprano para evitar las demoras que allí se dan en temporada de verano por la acumulación de turistas, pero por algún motivo nos relajamos y terminamos llegando al puesto cerca de las 10 am (comienzan a atender a las 8 am) cuando ya había una cola de más de 200 mts de autos, camiones y ómnibus. Lo increíble fue que el personal de gendarmería quería que hagamos la fila aun estando en bicicleta y sin escuchar la explicación de que necesitábamos salir temprano para evitar los fuertes vientos que generalmente se desarrollan después del mediodía. Lamentablemente luego de 1 hora y muchas discusiones, el personal de gendarmería nos dejó pasar evitando la fila con lo cual cerca de las 13 hs estábamos con los papeles terminados y ya en la república de Chile. Rápidamente armamos las bicis que habíamos desarmado por los controles de carabineros (el puesto fronterizo Jama está integrado, eso quiere decir que se hacen en el mismo edificio los trámites de ambos países) Y comenzamos a pedalear notando que ya había comenzado a soplar un poco de viento. Llegamos rápido al límite donde esta el cartel y ni siquiera nos detuvimos, queríamos llegar rápido a un mirador donde nos dijeron había una pirca y se podía acampar. Llegamos al mirador del Salar de Loyoques a las 17 hs después de haber pedaleado unos aproximados 30 kilómetros desde el puesto, hasta allí las subidas habían sido tranquilas pero el viento soplaba cada vez con más fuerza. Aquí es el momento en que tomamos la decisión equivocada y que analizándola en perspectiva nos llevó a tener que abortar la idea de llegar pedaleando a San Pedro de Atacama. En este punto y por la ansiedad de avanzar un poco más para descontarle kilómetros a la siguiente jornada, decidimos seguir unos 22 kilómetros más hasta llegar al siguiente mirador que nos habían marcado como punto para pasar la noche. El tema fue que debido al viento nos llevó más de tres horas hacer los siguientes 10 kilómetros, por lo tanto ya eran casi las 20 hs y aun nos faltaban unos 8 o 9 kilómetros para llegar al mirador que nos serviría de refugio, es decir, que al ritmo que veníamos era fácil predecir que llegaríamos al mirador cerca de las 23 hs. Estábamos dispuestos a hacerlo de esa manera, nos sentíamos fuertes y sabíamos que al menos caminando llegaríamos, pero poco después la ruta giro hacia el norte y lo que venía siendo viento de frente se transformó en viento lateral y nos puso las cosas imposibles, además el viento levantaba arena y piedras y nos pegaba en todos lados haciendo que el avance se haga extremadamente incómodo. Finalmente y en un par de minutos nuestro paso por Jama término como nunca lo hubiéramos pensado hasta ese momento. Dos ómnibus sin pasajeros se detuvieron a unos metros de nosotros ofreciendo o mejor dicho casi exigiendo que carguemos las bicis y nos dejemos de sufrir en medio de aquel camino. La verdad que en medio de ese momento en el que se mezclaba el cansancio, el mal clima y la bronca, no nos quedó más alternativa que aceptar la invitación y llegar horas después y con un poco de frustración a la plaza central de San Pedro de Atacama. Analizando un poco lo sucedido desde la distancia podemos caer en la cuenta de que en este día hicimos muchas cosas mal: En primer lugar salimos muy tarde del puesto fronterizo y a pesar de que el viento nos dejó llegar al primer lugar donde acampar, tampoco lo aprovechamos y nos arriesgamos a llegar un poco mas lejos, aun sabiendo que llegaríamos muy tarde. La conclusión es que deberíamos haber pasado la noche en el primer mirador y esperado a la madrugada para salir sin viento y así poder avanzar tranquilos. Distancia total: 166 kilómetros / Pedaleados: 43 kilómetros Desnivel + del día: 1600 mts / Pedaleados: 350 mts.

Anotaciones finales:

Jama es un paso fronterizo que disfrutamos mucho y que nos tomamos con mucha calma al principio, pero que subestimamos un poco en uno de sus tramos más difíciles que es del lado de Chile donde el camino se mantiene en alturas superiores a los 4200 mts durante más de 120 kilómetros e incluso hay un tramo de unos 50 kilómetros en que la altura se mantiene por arriba de los 4700 msnm. Sin embargo y a pesar de esas grandes altitudes, Jama no es un paso de los difíciles, solo hay que mantener la calma e intentar comenzar a pedalear bien temprano para evitar los fuertes vientos que en general comienzan a soplar pasado el mediodía. La escasez de agua que a veces puede llegar a ser un factor preocupante la podemos compensar con la tranquilidad de saber que ante la falta de ella siempre podemos parar a alguno de los tantos vehículos que por allí circulan para pedirles un poco de agua.

 

Tránsito: 

El tránsito vehicular es constante, debido a que Jama es unos de los pasos más utilizados entre Argentina y Chile


Época:

 La mejor época del año para realizar el paso es entre los meses de Octubre y Diciembre. Pero se puede hacer en otro momento ya que permanece abierto durante todo el año. Recomendamos tener precaución con las tormentas eléctricas y aludes durante la época Estival (Enero-Febrero) y con la nevadas y bajas temperaturas en época invernal (Mayo-Agosto)


Altura:

Tanto desde Argentina como desde Chile el paso comienza con un fuerte desnivel en pocos kilómetros, por lo que es recomendable aclimatar algunos días antes de la partida o tener en cuenta la opción de iniciar el recorrido con más tiempo y lentitud que lo habitual.


Viento:

Aunque en la Cordillera el clima siempre es relativo, habitualmente los vientos comienzan a soplar con más fuerza a partir del mediodía en dirección NorOeste. Por lo que si nos tocan días de fuertes vientos, es recomendable despertarse temprano y salir a pedalear con las primeras luces del dia para ahorrarnos un gran gasto de energía física y psicológica.


Nafta para MSR:

En Purmamarca no hay estación de servicio por lo que si se inicia el recorrido desde esa localidad es necesario cargar nafta con anterioridad. Luego  se puede contar con estaciones de servicio en Susques, Jama y San Pedro de Atacama.


Equipo:

Siempre que se planifica un viaje por zonas Cordilleranas de altura sea cual sea la época del año en la que lo realicemos es necesario estar preparados para variables térmicas, ya que durante el día las temperaturas pueden rondar los 30°c y en las noches bajar abruptamente llegando a bajo cero. Es muy importante el uso de protector solar debido a la exposición continua al fuerte sol de la puna . El clima en estas zonas siempre es relativo, sobre todo en la actualidad debido a los cambios climáticos que se están experimentando. Una buena carpa, bolsa de dormir y ropa adecuada de montaña, son elementos fundamentales que pueden salvarte de pasar un mal rato.

Frontera:

La frontera se encuentra unificada en Jama, por lo cual se realizan los trámites de entrada y salida de los dos países en conjunto. Si sos Argentino o Chileno solo hace falta presentar el documento de identidad y en caso de ser extranjero el pasaporte. Es muy probable que la aduana Chilena te pida una declaración de la bicis con la que viajas especificando modelo y color, ya que en Chile la bici es considerada un medio de transporte.

Agua:

En el mapa se encuentran marcados los puntos fuera de pueblos o aduanas donde se puede conseguir agua potable. Pero es necesario tener presente que esta información puede variar por distintas circunstancias o climas que modifiquen el lugar. Por lo que nunca serán fuentes de aguas totalmente seguras, sino solo una posibilidad más para tener en cuenta durante el recorrido. Por eso mismo y sobre todo al recorrer zonas de altura, recomendamos llevar más agua de lo habitual y nunca salir con el agua justa e indispensable para los días programados. Ya que es necesario contemplar la posibilidad de dificultades climatológicas que puedan retrasarnos.

Del lado Chileno entre la aduana ( Jama ) y San Pedro de Atacama recomendamos transportar agua para varios días, ya que son varios kilómetros en zona de altura donde se dificulta el acceso al agua potable. Aunque al ser un paso muy transitado por vehículos, siempre se tiene la opción y seguridad de poder contar con ayuda.


Comida:

Los lugares donde poder reabastecerse de comida son: Purmamarca- Susques - Jama - San Pedro de Atacama.

A lo largo del recorrido también se encuentran pequeños parajes y casas de pobladores donde de ser necesario poder consultar por venta de carne, huevos o pan.

Siempre que viajemos por zonas de altura, los primeros días en los que el cuerpo se está adaptando, es preferible evitar alimentos pesados o que nunca antes consumimos, como también llenarse el estómago comiendo vorazmente( lo que es muy normal en los ciclistas). Ya que dependiendo del organismo de cada persona, podría traer complicaciones estomacales y una posible deshidratación.

Podes leer la historia completa de nuestro paso por Jama haciendo click en la imagen:

 

Si te gusto tambien podes compartirlo
Print this pageEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.